Don Tomás Troncoso: 50 años en la crónica deportiva

25

Don Tomás Troncoso Cuesta, nació en Santo Domingo, en la calle Duarte el 29 de septiembre del 1935. Este enamorado de los deportes y que por más de cinco décadas se ha dedicado en cuerpo y alma a la crónica deportiva, es nuestro invitado en el Deportista de la Semana.

Desde los 6 años comienza ese amor por los deportes, guiado siempre de su padre Manolín Troncoso, quien era un fanático empedernido del béisbol y que siempre quiso que su mozalbete siga sus pasos.

“Desde muy joven era muy amante de los deportes gracias a mi padre que era seguidor de este oficio. Él quería que yo escuchara la Voz de los Estados Unidos de América que presentaban los juegos de Grandes ligas, además de que escuchara en esos juegos a –Buck Canel-. Recuerdo que con apenas 6 años me sentaba en un rincón de la casa junto a él con un radio de esos antiguos grandes a escuchar a –Canel-, quien recreaba el juego del día en 15 minutos, principalmente el de los Yankees”, dijo.

Ya para el 1946 Tomás se hace fanático del equipo que ha amado toda su vida, Los Cardenales de San Luís y de su gran ídolo, Stan Musial. Ese año San Luís le ganó la Serie Mundial al conjunto de los Yankees en un séptimo juego, hecho que nuestro entrevistado recuerda como si fuese ahora mismo, aun cuando tenía 11 años. Desde ese momento no ha dejado de hablar de su entrañable equipo.

Sin embargo, debido a la dictadura de Trujillo y por temor a lo que podría pasar con su vida, Don Tomás viaja a los Estados Unidos donde perdura por unos años; luego de la muerte del tirano vuelve a su país.

Duró un tiempo sin trabajo y en su labor de Deportista, habla con algunos amigos allegados al gobierno de ese entonces, estos consiguen un empleo a Troncoso como Sub director de deportes, cargó en el que perdura por alrededor de un año, ya que sin razón alguna es cancelado.

Al parecer estar sin trabajo le convino. Es ahí donde Tomás se abre espacio en los medios de comunicación. Comienza a asistir a las transmisiones de Grandes Ligas, que para ese entonces se escenificaban en el viejo Hotel Jaragua junto a Elis Pérez, Billy Berroa, Osvaldo Cepeda y Fredy Mondesí, quienes le daban la oportunidad para comentar unos cuantos innings de los partidos.

“Me sentía muy nervioso al principio, pero después las cosas fueron cambiando. Así te cuento que ya en mi segundo año en este oficio, para mayo del 1964 específicamente, yo viajé al Shea Stadium a transmitir un juego de Juan Marichal en vivo. Recuerdo como ahora mismo que Marichal ganó ese juego 5-3”, sostuvo.

Los Deportes en Marcha

Una vez en una partido de Softbol, donde Tomás era el dirigente de uno de los equipos, unos amigos se le acercaron a don José León Asencio y le hicieron la salvedad de que Tomás no estaba laborando, que tenía dos hijas y que quería poner un programa deportivo. -Cabe señalar que nuestro entrevistado desde joven se caracterizó por ser un deportista empedernido-, el señor León cedió el patrocinio de un cigarrillo llamado Premier, el cual le pagaba unos 300 pesos al mes. El primero de agosto del 1963 nace Los Deportes en Marcha, programa que cuenta con 50 años en el gusto popular.

“Este programa significa mucho para mí, suponte tu que tengo 50 años con el y solo una vez fue sacado del aire cuando la invasión norteamericana por unos meses, que casi todos los programas salieron del aire, luego de eso más nunca ha sido interrumpido”, dijo.

“Al principio era un programa de solo 15 minutos de lunes a sábado por Radio Universal de 5:30 a 5:45 de la tarde, luego lo puse hasta los viernes por media hora, y desde hace un tiempo tenemos una hora”, agregó Tomás, que siempre ha hecho el programa solo.

Sus mentores

Para Tomás Troncoso, Elis Pérez, Monchin Pichardo, Osvaldo Cepeda y Billy Berroa fueron sus mentores en la crónica deportiva, ya que le dieron la oportunidad de entrar a este campo de la comunicación y lo recuerda con beneplácito.

Nuestro invitado se define como un ser humano que ama el deporte, todos en sentido general, pero que en especial, es un devoto del béisbol. Y es que a pesar de su edad, don Tomás dice que es seguidor del Voleibol, Atletismo, Baloncesto, natación y hasta de Fórmula 1.

Feliz con su familia

Don Tomás tiene cuatro hijos junto a su esposa Annie Rojas de Cuesta; también tiene once nietos y tres biznietos, dice que todos los sábados se reúne con toda su familia en la terraza de su casa. “Estar con mi familia cada sábado es lo que me hace feliz, a veces nos reunimos hasta 30 personas y el espacio no es suficiente. Aquí nos reunimos, hablamos de todo un poco, sin olvidarnos del deporte”.

Cuando se habla de Tomás Troncoso, la gente de inmediato piensa en los Cardenales de San Luis y en el pelotero Stan Musial, y es que ambos han significado mucho en la vida de este gran hombre del deporte.

“San Luis ha sido todo para mí, sin dudas, Musial mi pelotero favorito y claro, Los Tigres del Licey, de quien soy seguidor por 45 años, estas tres cosas me apasionan en la vida”, agregó.

“Una vez le pedí una foto autografiada a Musial y pensé que no llegaría e incluso hasta me olvidé de eso…y fíjate que la fotografía llegó”, cuenta con cara de alegría. “Tuvimos una amistad grandísima, lo entrevisté varias veces, hasta lo invité a almorzar una vez y fuimos a un restaurante de la capital”.

Los 12 juegos del 1974

Un hecho que don Tomás nunca olvidará en su carrera en los medios de comunicación, fue insistir en su programa los Deportes en Marcha, para que República Dominicana sea sede de los Juegos Centro Americanos y del Caribe del 1974.
“Ese hecho para mí es muy importante, yo insistí mucho para que esa sede se le entregue a Santo Domingo a través de mi programa. Es una de las cosas que nunca voy a olvidar, aunque ganamos una sola medalla de oro y varias de bronce. Santo Domingo no es ni la sombra de lo que era para ese entonces, todo esto era rustico”, declaró.

“Yo logré que mis dos hijas mayores de 8 y 10 años la introdujeran en la ceremonia inaugural, y ellas desfilaron, recuerdo que alcance a verlas y eso me llenó de regocijo”, aseveró.

A sus 78 años, este veterano de crónica no ha pensado en el retiro. “Nunca he tenido problema con algún colega, no pienso en retirarme, me siento muy bien y en capacidad de seguir en este oficio, e incluso yo hasta conduzco mi vehículo”.

En sus 50 años como comentarista deportivo, Troncoso ha trabajado para los tres principales equipos de la pelota invernal, Águilas, Escogido y Licey, siendo este último para el cual se ha sentido mejor, ya que ha sido un fanático azul por 45 años.

“Seguro que me he sentido muy bien con el Licey, es que yo he sido seguidor de ese equipo por más de cuatro décadas. Este año me sentí regocijado cuando ganamos el campeonato, nos fuimos arriba con 21 coronas”, narra.

Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano

En el 2005 Tomás fue exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano como “Propulsor del Deporte”, hecho que lo sorprendió bastante. “Fue una sorpresa para mí y un momento muy agradable. Agradezco sinceramente a las personas del comité por mi escogencia al Pabellón, desde que entré he sido miembro del comité año tras año”.

La vida de Tomás marcada por un hecho que nunca olvidará.

Hubo un momento en la vida de nuestro entrevistado que le hizo sollozar, que lo marcó y lo recordará mientras vida tenga.

“Yo era muy amigo de Maria Teresa Mirabal, estudiábamos junto ingeniería en la universidad. Pues me fui a Puerto Rico por un tiempo y allá recibí la trágica noticia del asesinato de las Hermanas Mirabal, no solo me hizo sollozar, yo lo lloré bastante, me dolió en el alma. Nunca lo voy a olvidar”, sostuvo con voz entre cortada.

Una anécdota

“Yo fui donde Willie Mays a pedirle una entrevista corta y este tajantemente me dijo que no, Pero como Marichal era muy amigo mío, en ese momento lo alcancé a ver, le pedí que hablara con él para poder hacerle la entrevista, a lo que Mays aceptó de inmediato. Era el pelotero del momento en ese entonces, la gran figura y todos querían hablar con él”, declaró.

Un pelotero: Felipe Alou
Un pitcher: Juan Marichal
Un Momento: sábado con su familia
Un hecho: los 12 juegos del 1974
Tres narradores: Billy Berroa, Guelo Tueni y Roosevelt Comarazamy

Sus padres

Manolín Troncoso: un enfermo con los deportes y de las matemáticas a quien su hijo define como un extraordinario hombre. Fue ingeniero y profesor de Matemáticas; falleció a los 70 años por causa de Leucemia.

Estela Cuesta: su hijo la describe como una mujer excepcional, alegre y muy distinta a su padre que era más conservador. Fue actriz por muchos años. Al igual que su padre, su madre también fue maestra. Murió a los 94 años.

“Ella se sentaba con nosotros los sábados en la reunión de cada semana, a su edad hacía chistes. Recuerdo que a una de mis hijas ella le pronostico que cuando salga embarazada iba a ser de Mellizos, y así mismo fue”, narra a manera de chiste.

El Mensaje de Don Tomás a la juventud dominicana

Lo primero es comenzar, leer mucho y perseverar

@williamaish

Preguntas o sugerencias: williamaish@hotmail.com

[print_gllr id=2812]

Comentarios

Compartir
William Aish
William Aish es periodista. Egresado de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Dominicana O y M. William es especialista en deportes, principalmente el béisbol. Trabaja como periodista en la Liga Dominicana de Fútbol. Lo puedes seguir en su cuenta de Twitter: @williamaish