Floyd Mayweather, Jr. En Mejor Momento

39
Floyd Mayweather Jr. trained at the Mayweather Boxing Club in Las Vegas. Just weeks after the fight, for which he received a record $32 million, he is scheduled to report to jail for misdemeanor domestic violence and harassment charges reached in a plea bargain. (Isaac Brekken/The New York Times)

No cabe dudas que si esta pelea, tan esperada, se hubiera realizado años atrás cuando Manny Pacquiao se encontraba en un mejor momento de su carrera, la condición de favorito de Floyd Mayweather Jr, no fuera tan significativa como lo es hoy día. Ya que a pesar que el estadounidense es mayor en edad que el Pacman, ha sido notorio el descenso en la calidad boxística del filipino en estos últimos cinco años.

Todos sabemos que eso no es casualidad, pues el interés, casi obsesión, que tiene Floyd Mayweather Jr, en mantener su record inmaculado, y con ello pasar a ser “el mejor boxeador de la historia”, ha hecho que escoja muy cuidadosamente a sus oponentes en los últimos años, recibiendo, incluso, abucheos por parte del público presente, luego de una que otra victoria poco gratificante, que se suma a ese registro de invicto.

Para tener una idea de lo bien que ha estado el llamado “Money del boxeo” últimamente, y lo poco convincente que se ha mostrado Manny Pacquiao, basta con hacer un recuento de sus últimos combates.
Mayweather, el 5 de mayo del 2012, enfrentando al boricua Miguel Cotto en el peso superwelter (154 libras), obtuvo una victoria contundente por decisión unánime.

Un año más tarde, 4 de mayo del 2013, obtiene la victoria por la misma vía, ante Robert Guerrero (El Fantasma), en esta ocasión en el peso welter (147 libras).

El 14 de septiembre del 2013 enfrentó al campeón invicto de las 154 libras, el mexicano Saúl Alvárez (El Canelo), derrotándolo por decisión mayoritaria. Hubo una extraña decisión de un juez que dio un empate en su tarjeta, en una pelea donde el propio Alvarez mostró su frustración por no poder alcanzarlo. Cabe señalar que el público estaba de manera mayoritaria apoyando al mexicano, lo que parece confundió a este juez.

En el 2014 venció en dos ocasiones al argentino Marcos Maidana. En el primer combate, el 3 de mayo, ganó con una votación cerrada, e incluso controvertida, pero luego en la revancha, el 13 de septiembre, ganó de manera convincente, despejando así las dudas que se crearon en aquel primer combate, donde Maidana había lucido muy bien.

Por su lado Manny Pacquiao en sus últimos enfrentamientos ha estado de la siguiente manera:
En noviembre del 2011 le gana en una decisión controversial a Juan Manuel Márquez (tercer combate entre estos dos pugilistas) en el peso welter. En este mismo peso (147 libras) pierde ante el estadounidense Timothy Bradley, el 9 de junio del 2012.

El 8 de diciembre del 2012 cae por un fulminante knock out ante Juan Manuel Márquez en el peso welter. Cerrando de esta manera un nefasto 2012, donde no obtuvo victorias y caía vencido en dos ocasiones, dando indicios que finalizaba su carrera.

Pero en 2013 volvió al cuadrilátero, venciendo en noviembre de ese año a Brandon Rios, en el peso welter.

En 2014 ganó sus dos combates que efectuó, contra Timothy Bradley, el 12 de abril, y contra Chris Algieri, el 23 de noviembre; ambos por decisión unánime y en la misma categoría, welter.

Como podemos apreciar en las últimas peleas que han efectuado por separado, estos dos boxeadores, ponen a un Floyd Mayweather Jr, en una mejor situación que su oponente del próximo sábado 2 de mayo, por la manera convincente como ha manejado a su antojo a sus rivales, a diferencia de Pacquiao que en estos años tiene en su haber, no solo dos derrotas y una victoria controversial, sino que fue noqueado con un golpe fulminante por parte de Márquez.

El obvio temor de Mayweather de que su invicto sea estropeado por Manny Pacquiao, lo puso de manifiesto en su constante rechazo a enfrentarlo en el período comprendido del 2006 al 2011, donde el filipino compiló un record de 15 triunfos de manera consecutiva, sin ningún tipo de cortapisas de enfrentar a los mejores del momento, entre los que sobresalen Erick Morales, Marco Antonio Barrera, Juan Manuel Marquez, entre otros boxeadores de cartel.

Y es que a pesar de su condición de favorito, Mayweather debe tener la presión en la pelea, pues es quien tiene mucho que perder. Debe demostrar, de lo que siempre se ha ufanado, que es el mejor boxeador del momento y posiblemente de la historia, como también debe demostrar que no ha seleccionado sus rivales, tal y como muchos entienden, o el momento que pelea con éstos, a su conveniencia para mantener ese record que hoy exhibe.

Entre los entendidos en la materia, así como la gran fanaticada de este deporte, el norteamericano es el favorito para ganar la pelea, por sus grandes condiciones defensivas y su estilo técnico de llevar los combates desde el principio hasta el fin, así como también, la poca defensa (que siempre se le ha criticado) ha exhibido durante su carrera Manny Pacquiao, pero no hay lugar a dudas que el consentido de esos mismos que opinan de esa manera, lo es el filipino, tanto por su humildad, su manera de expresarse, por su comportamiento fuera del ring y que no ha rehuido enfrentar ningún rival, que contrapone la altanería, la prepotencia y el descaro con que se expresa “Pretty Boy Floyd”.

Comentarios

Compartir
Henry Melo
Nació en Estebanía (Azua) en 1974, pero reside en Santo Domingo desde 1982. Se gradúa de Ingeniero Electricista en el año 1999 (UASD). Se ha desempeñado en el área eléctrica en empresas del sector privado. Ha escrito numerosos trabajos, la mayoría aún inéditos, que avalan su interés en temas políticos, históricos y deportivos.