Sucedió tranquilamente, sin la publicidad de un gran triunfo o un gran avance. Pero el mes pasado y una vez más la semana pasada, Juan Martín del Potro alcanzó su más alto ranking (No. 30) desde octubre de 2014, poco antes de que el argentino se volviera a ausentar del circuito debido a más molestias en la muñeca.

Pero esta semana en su quinta participación del Citi Open, el argentino está simplemente contento de volver a este torneo luego de cuatro años. “No me importa si estoy en el Top 30 o el Top 50. Solo quiero jugar tenis”, aseguró del Potro, quien hace 17 meses estaba en la casilla No. 1,045. “Me gustaría estar en el Top algún día, pero sé lo duro que es. Por ahora estoy muy feliz porque juego tenis y amo lo que hago”.

En sus cuatro participaciones anteriores en Washington, el argentino salió campeón en tres. Superó al serbio Viktor Troicki en la primera final (2008) y luego prevaleció sobre dos locales (Andy Roddick y John Isner) en 2009 y 2013. Su récord en el torneo es de 14-1, siendo todos sus triunfos consecutivos. Su única derrota fue en 2007 cuando tenía 18 años (l. Odesnik).

“Me gusta jugar aquí… Siempre juego buen tenis en Estados Unidos”, dijo el campeón del US Open 2009. “Este torneo es especial para mí porque tengo muchos aficionados argentinos que vienen a verme. Y la gente estadounidense también gusta de mi juego”. En esta edición tendrá mucha competencia, con otros tres ex campeones: Milos Raonic (2014), Kei Nishikori (2015) y Gael Monfils (2016).

Además, participarán ocho de los integrantes del Top 25, liderados por el primer cabeza de serie Dominic Thiem. “Creo que esto será casi como un Masters 1000. Va a ser un torneo muy interesante para ver y para jugar”, añade el suramericano de 28 años, que ganó el último título ATP hace 33 meses ante Jack Sock en el If Stockholm Open.

Esta semana buscará su primera final del año, en el que ha sufrido seis derrotas (de ocho posibles) ante oponentes del Top 6. Cinco de estas fueron ante integrantes del Big Four: Andy Murray, Novak Djokovic y Roger Federer. “De igual manera estoy muy feliz de jugar en la misma generación que ellos. Ellos son impresionantes”.

Comentarios